CORONAVIRUS: medidas/opiniones y reflexiones

∆ OPINION:
Creo que la pandemia nos ha enfrentado a una realidad: una visión reduccionista de cómo se vienen resolviendo los conflictos y de la precariedad de los soportes técnicos   para continuar colaborando con las personas para que puedan resolverlos.
El desafío es que las personas tengan acceso a la justicia, no sólo entendida como poder judicial sino también acceso a justicia, resolver ellas mismas los conflictos y lograr una solución justa y equitativa en mediación.
 Las audiencias, tanto en el ámbito judicial como en mediación prejudicial e intrajudicial, se están realizando on line. Los mediadores nos hemos "aggiornado", saliendo del lugar de confort.
Confío que esta catástrofe por la que atravesamos, sea la oportunidad de ampliar visiones, reforzar el proceso de mediación como un servicio de justicia y reconocer que el mediador, en el encuadre legal, presta un servicio público de gestión privada (Práctica de la Mediación. Ed Astrea 2018). Cabe recordar al maestro Bielsa cuando distingue servicio público que presta el Estado de manera directa, ejemplo el prestado por los jueces y servicio público de gestión privada, aquel que el Estado delega, pero controla, como es el caso de los mediadores. (MRFL)